2008-05-26

La importancia de llamarse Giancarlo


A propósito del título de la obra de Oscar Wilde ("La importancia de llamarse Ernesto"), reflexionaba en cuál es la importancia de llamarse como me llamo. Luego de un breve ejercicio mental (con su respectivo y sonoro canto en la ducha) llegué a algunas conclusiones:

La importancia de llamarse Giancarlo es que tienes algunos hombres y mujeres con los cuales puedes contar. No me refiero a las operaciones básicas que nos enseñan en primaria; me refiero a contar con palabras, gestos, puteadas, compañías, ayuda, bromas, etc. Contar con individuos que, felizmente, te bajen de las nubes cuando el humo de la soberbia te empiece a desgraciar la cabeza o que recojan las sobras de tu corazón, que, como buen incauto, dejaste que alguna "linda" y "alegórica" mujer hiciera pedazos. Esos individuos que han visto cómo te quiebras por dilemas existenciales y que, a su manera, te hacen ver que la vida tiene un sin fin de problemas pero que "No hay mal que dure cien años... ni cojudo que lo resista". Ésos que en un mar de alcohol -bueno, en realidad en medio de un par de vasos, pues soy bien monse para tomar- procuran que te olvides de aquello que acaso hizo que te llevaras el vaso a la boca. Ésos que se copian de tus exámenes (o que te salvan en algún otro), pero a los que les debes muchísimo más que la explicación de todo el curso, que les brindaste antes de entrar al examen final. Eso que te dieron y no tiene precio. Ésos que te quieren pagar el viaje de promo cuando pusiste como excusa la falta de dinero, para no ir a tal viaje, por sentirte un personaje kafkiano... o ésos que te putean cuando juegas fútbol, pero que saben que a las pichangas le faltaría algo si no asistes -¿serán mis cientos de goles (fallados)?-. Esos individuos que te confiesan sus problemas y a los cuales te nace escuchar en sus buenos y malos momentos y ayudarlos en lo que puedas, devolviéndoles con buena cara lo que ellos hacen por ti. Ésos a los que les gusta olvidar en un gimnasio. Ésos que te escuchan cuando, necio, hablas de las cosas que te afligen y de lo mismo y mismo y mismo... hasta el infinito, ya sea en vivo y en directo o por una ventanita del messenger, poniendo cada emoticón más ocurrente o estúpido que el anterior. Esas personas que te vuelven un emoticón, pero de alegría. Ésos que te felicitan y que te repiten que el asunto de la tesis llegará a un final feliz; que te ayudan a reforzar tu autoconcepto, pero no con palabras gaseosas, sino haciéndote ver tus errores y tus virtudes; con gestos de amistad concretos. Ésos con los que te envicias hasta acalambrarte los dedos o llenarlos de ampollas de tanto Winning Eleven o Medalla de Honor, entre otros juegos. Ésos con los que compartes estudios, casa, carnavales, parque, secretos, ron, messenger, libros, música, pelas, comentarios estúpidos, frases célebres o cualquier cosa que haga significativo el paso de los días en el calendario.

Ya sea con todo eso, con una salida, con una noche de estudio, con una noche de película o de monopolio, pienso: La importancia de llamarse Giancarlo no radica en en esas nueve letras en sí mismas, sino en tener los amigos(as) que yo tengo.

5 comentarios:

Brida. dijo...

mira que la importancia de llamarse giancarlo es de gran valor, como tu amiga puedo decirte q fue tan importante llamarse asi porq va con tu super sonrisota jajaja q a veces daba ganas de pegarte jajajaja thanks te robare la idea..porque no hay cosa mas loca que llamarse jessica jajaja

Azul dijo...

G.I.A.N.C.A.R.L.O.
si es que eres el del emoticon de la sonrisota estoy de acuerdo con lo dicho... va con el nombre =D

bonito recuento de las facetas en las que encontramos a los amigos, de los VERDADEROS, lejanos y otros no tanto... con los que creces, compartes y vives...
y aquí viene el emoticon del monito bailando jajajajaj (oh god! otra estupidez ... que roche...:$)
Bechito!

Q.rro dijo...

es importante que te llames giancarlo xq sino seria bofe y no creo q a la gente le guste llamarte asi xq te keremos, de peculiares maneras, pero te keremos IMB

Anónimo dijo...

El emoticon más emoticon!. La sonrisa kolynos más refresh!. Simplemente el Giancarlito. Un gran abrazo por ese valor a la amistad...por la tesis, por la emoción y por el futuro!.

RaquelitA! dijo...

que importante resulta llamarse giancarlo, eh!
los amigos son de lo mäs importante... y que bueno poder contar con verdaderos!
necesarios siempre para borran la tristeza de encima.