2011-12-01

Woody Allen


Bueno, hoy es el cumpleaños de uno de mis cineastas favoritos: Woody Allen. A riesgo de ser spoiler, les dejo el monólogo introductorio de la que me parece -sin duda- su mejor pela: "Annie Hall".

¡Feliz cumpleaños, genio!



Pd: Hay frases del subtitulado que no se logran ver por el ancho de la pantalla. Pueden llevar el cursor del mouse a la esquina izquierda del vídeo y cliquear en el nombre el título del vídeo para verlo completo en YouTube.

2011-11-30

Hunting


Hoy estaba probando mis vinilos mientras hacía la tesis. Todavía no había almorzado, lo cual (en buen cristiano) significa que me cagaba de hambre. Me dio mucho sueño y entonces decidí tomar una siesta no mayor a quince minutos. Ahí estaba yo: tirado como mamarracho en la cama de mi hermana, en este cuarto que ya casi es el mío gracias a que la PC está empotrada en este estante que ustedes no alcanzan a ver.

Como banda sonora tenía "El Pájaro de Fuego" de Igor Stravinsky, interpretada por la London Symphony Orchestra, dirigida por Leopold Stokowski. Brindo los datos certeros para que se ubiquen mejor en la sórdida escena. Para morir. Sólo para que se den una idea:





De pronto, estaba en una casa de dos pisos, blanca, con atavíos de madera. Una casa grande. Yo andaba en el segundo piso, cuando, entonces, la musiquita se intensificó y apareció una suerte de verdugo que ajusticiaba a tipos allá abajo, en el primer piso. Cuando acabó con todos, miró hacia arriba, donde estaba yo, en el hall pequeño donde estaba la televisión en la pared. No sé qué veía en la tele (tampoco creo que tenga relevancia a estas alturas), el tema es que vino por mí. Subió las escaleras de madera a paso fugaz. No pude ver bien qué traía puesto, pues mis ojos se concentraron exclusivamente en su espantoso su rostro. Podría afirmar que sus ojos eran saltones y su expresión más mala que la de un sid (saben qué es un sid, ¿verdad?). Es más, podría jurar que sólo era una cabeza si no fuera porque vi que traía algo así como una túnica.

Mientras subía raudo las escaleras, supe que algo tenía que hacer: correr. Volver por el único camino al segundo piso era toparme con él y con el arma que, de veras, no recuerdo cuál era, así que sólo atiné a saltar desde el segundo piso. Caí en unos muebles, incorporándome al instante, consciente de que el verdugo tenía la misma resolución que yo para saltar desde esa altura. Seguí corriendo y volví a subir a ese hall. El tipo corrió tan rápido que por un momento sentí que respiraba en mi nuca. Cuando llegué al mismo lugar donde empezó todo, volví a saltar para evitar ser cazado. Fue entonces cuando volví en mí. Caí en el mueble, pero, en realidad, desperté en mi cama (bueno, la cama de mi hermana). Sí: Todo había sido una puta pesadilla.

Al parecer hay algo que me persigue y me persigue, así que mejor voy a hacerle la lucha antes de que acá (en la vida real) sí me alcance... No lo hará la muy cabrona.

2011-11-28

"No ayudes a afilar esa máquina contra mí, acércate, deja que te conozca"


LLAMADO A ALGUNOS DOCTORES

Dicen que no sabemos nada, que somos el atraso, que nos han de cambiar la cabeza por otra mejor.

Dicen que nuestro corazón tampoco conviene a los tiempos, que está lleno de temores, de lágrimas, como el de la calandria, como el de un toro grande al que se degüella, que por eso es impertinente.

Dicen que algunos doctores afirman eso de nosotros, doctores que se reproducen en nuestra misma tierra, que aquí engordan o que se vuelven amarillos.

Que están hablando, pues: que estén cotorreando si eso les gusta.
¿De qué están hechos mis sesos? ¿De qué está hecha la carne de mi corazón?
Saca tu larga vista, tus mejores anteojos. Mira, si puedes.
Quinientas flores de papas distintas crecen en los balcones de los abismos que tus ojos no alcanzan, sobre la tierra en que la noche y el oro, la plata y el día se mezclan. Esas quinientas flores, son mis sesos, mi carne.

¿Por qué se ha detenido un instante el sol, por qué ha desaparecido la sombra en todas partes, doctor?
Pon en marcha tu helicóptero y sube aquí, si puedes. Las plumas de los cóndores, de los pequeños pájaros se han convertido en arco iris y alumbran.
Las cien flores de la quinua que sembré en las cumbres hierven al sol en colores, en flor se ha convertido la negra ala del cóndor uy de las aves pequeñas.

Es el mediodía; estoy junto a las montañas sagradas: la gran nieve con lampos amarillos, con manchas rojizas, lanzan su luz a los cielos.
En esta fría tierra, siembro quinua de cien colores, de cien clases, de semilla poderosa. Los cien colores son también mi alma, mis infaltables ojos.
Yo, aleteando amor, sacaré de tus sesos las piedras idiotas que te han hundido. El sonido de los precipicios que nadie alcanza, la luz de la nieve rojiza, de espantado, brilla en las cumbres. El jugo feliz de los millares de yerba, de millares de raíces que piensan y saben, derramaré tu sangre, en la niña de tus ojos.

El latido de miradas de gusanos que guardan tierra y luz; el vocerío de los insectos voladores, te los enseñaré hermano, haré que los entiendas. Las lágrimas de las aves que cantan, su pecho que acaricia igual que la aurora, haré que las sientas y las oigas.
Ninguna máquina difícil hizo lo que sé, lo que sufro, lo que gozar del mundo gozo. Sobre la tierra, desde la nieve que rompe los huesos hasta el fuego de las quebradas, delante del cielo, con su voluntad y con mis fuerzas hicimos todo eso.

No huyas de mi doctor, acércate Mírame bien reconóceme. ¿Hasta cuándo he de esperarte? Acércate a mí; levántame hasta la cabina de tu helicóptero. Yo te invitaré el licor de mil savias diferentes.
Curaré tu fatiga que a veces te nubla como bala de plomo, te recrearé con la luz de las cien flores de quinua, con la imagen de su danza al soplo de los vientos; con el pequeño corazón de la calandria en que se retrata el mundo, te refrescare con el agua limpia que canta y que yo arranco de la pared de los abismos que templan con su sombra a nuestras criaturas.
¿Trabajaré siglos de años y meses para que alguien que no me conoce y a quien no conozco me corte la cabeza con una máquina pequeña?

No, hermanito mío. No ayudes a afilar esa máquina contra mí, acércate, deja que te conozca, mira detenidamente mi rostro, mis venas, el viento que va de mi tierra a la tuya es el mismo; el mismo viento que respiramos; la tierra en que tus máquinas, tus libros y tus flores cuentas, baja de la mía, mejorada, amansada.

Que afilen cuchillos, que hagan tronar zurriagos; que amasen barro para desfigurar nuestros rostros; que todo eso hagan.
No tememos a la muerte, durante siglos hemos ahogado a la muerte con nuestra sangre, la hemos hecho danzar en caminos conocidos y no conocidos.
Sabemos que pretenden desfigurar nuestros rostros con barro; mostrarnos así, desfigurados, ante nuestros hijos para que ellos nos maten.

O sabemos bien qué ha de suceder. Que camine la muerte hacia nosotros; que vengan esos hombres a quienes no conocemos. Los esperaremos en guardia, somos hijos del padre de todos los ríos, del padre de todas las montañas ¿es que ya no vale nada el mundo, hermanito doctor?
No contestes que no vale. Más grande que mi fuerza en miles de años aprendida; que los músculos de mi cuello en miles de meses; en miles de años fortalecidos, es la vida, la eterna vida mía, el mundo que no descansa, que crea sin fatiga; que pare y forma como el tiempo, sin fin y sin principio.

José María Arguedas

Pd.- Un día como hoy, 28 de noviembre de 1969, en un baño de la Universidad Agraria, José María Arguedas decidió terminar con su vida. El balazo no lo mató sino varios días después, aunque él había calculado morir instantáneamente el 28. Este poema suyo es sinceramente hermoso. Va como homenaje,

Iván Thays



Nota: Acabo de reproducir el post de Iván Thays en Moleskine Literario que recoge un hermoso poema de Arguedas. Aquí el link.

2011-11-27

El Proyecto Conga: ¿Oro y/o agua?


Lo que está ocurriendo en poblados de Cajamarca (Proyecto Conga) trasciende el hecho que los beneficios de la minería no lleguen a la gente. En su concepción (y, por supuesto, la nuestra) el agua es su fuente de vida. Como me dijo una vez mi amiga Mari: "Ellos han establecido sus viviendas en función de las fuentes de agua que existen". En todo caso, las palabras de una pobladora de Rejopampa son más que elocuentes: "Así no tengamos qué comer, pero siquiera el agua debe haber".

Creo que puede existir una minería social y ambientalmente responsable, pero esto de Conga me deja muchas dudas. ¿Cómo pedirle a las poblaciones de San Juan, Choropampa y Magdalena que crean en la minería luego del derrame de mercurio de 2000 por "obra y gracia" de Yanacocha?.

Lo de Cajamarca no hace sino confirmar un mal endémico de nuestra sociedad: la falta de empatía. ¿Qué harías tú si estuvieras en su lugar?.



Vídeo: Programa "Punto Final" - Frecuencia Latina

2011-11-25

Constantino Cavafis - Ítaca


Cuando emprendas tu viaje a Ítaca
pide que el camino sea largo,
lleno de aventuras, lleno de experiencias.
No temas a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al colérico Poseidón,
seres tales jamás hallarás en tu camino,
si tu pensar es elevado, si selecta
es la emoción que toca tu espíritu y tu cuerpo.
Ni a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al salvaje Poseidón encontrarás,
si no los llevas dentro de tu alma,
si no los yergue tu alma ante ti.

Pide que el camino sea largo.
Que muchas sean las mañanas de verano
en que llegues -¡con qué placer y alegría!-
a puertos nunca vistos antes.
Detente en los emporios de Fenicia
y hazte con hermosas mercancías,
nácar y coral, ámbar y ébano
y toda suerte de perfumes sensuales,
cuantos más abundantes perfumes sensuales puedas.
Ve a muchas ciudades egipcias
a aprender, a aprender de sus sabios.

Ten siempre a Ítaca en tu mente.
Llegar allí es tu destino.
Mas no apresures nunca el viaje.
Mejor que dure muchos años
y atracar, viejo ya, en la isla,
enriquecido de cuanto ganaste en el camino
sin aguantar a que Ítaca te enriquezca.

Ítaca te brindó tan hermoso viaje.
Sin ella no habrías emprendido el camino.
Pero no tiene ya nada que darte.

Aunque la halles pobre, Ítaca no te ha engañado.
Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia,
entenderás ya qué significan las Ítacas.

2011-11-24

Thanksgiving Day (Día de Acción de Gracias)


Más allá del origen religioso, aquí también deberíamos celebrar el "Día de Acción de Gracias" (Thanksgiving Day). Tenemos mucho que agradecer, pero no lo hacemos.

A mí se me hace que somos muy malagradecidos. Nos quejamos de todo y de todos, pero muy pocas veces nos detenemos a reconocer lo bueno y a dar las gracias por ello. Y es que, si todo está tan jodido como dicen, cuando te topas con algo/alguien bueno, lo mínimo que puedes hacer es estar agradecido de haber encontrado la aguja en el pajar.

Sé agradecido con lo que tienes.

2011-11-20

Pearl Jam en Lima - Perú (18.11.11)





Una de las tareas más difíciles para una persona es la de plasmar en letras lo que siente en lo más profundo de sí, siendo, generalmente, los talentosos quienes logran hacerlo con envidiable excelencia. Lamento no ser un virtuoso, pero me enorgullezco de sentir ciertas cosas que, de veras, valen la pena. Una de ellas es la felicidad que me dejó el concierto de Pearl Jam. Haré el intento, entonces.

Me había unido a un grupo de amigos que empezaron a acampar desde el lunes. Mi turno fue de jueves a viernes, dormí solo en la carpa, pero contentazo porque al día siguiente (¡por fin!) se cumpliría el sueño musical de muchos: Ver a Pearl Jam en Perú. Al día siguiente la gente no aguantaba los nervios; la fila (que alcancé con las justas luego de irme a casa a asearme) no veía la hora de que rompieran la mitad de su ticket y les dieran licencia para echarse a correr el tramazo hasta la cancha del San Marcos. Así fue: Apenas dieron el pase, corrimos cual velociraptors para estar lo más cerca que se podía.

Y es que hasta ahora no puedo creerlo: Vi a Pearl Jam en vivo, y encima les vi desde la primera fila, justo entre Eddie y Mike. La verdad es que ello fue un inmerecido premio, pues creo que hay gente que les escucha desde hace muchos años. En mi defensa debo agüir que los pocos años que llevo escuchándolos lo he hecho "en serio", deshaciendo y aprehendiendo cada una de las canciones que me han gustado (que han sido casi todas).

"Metamorphosis 2" como intro nos daba la señal de que todo empezaba. A continuación, Eddie, Mike, Jeff, Stone y Matt aparecieron caminando y el Estadio (una vez más) estalló de la locura. El rasgueo de "Interestelar Overdrive" (cover de Pink Floyd) abrió la puerta para "Corduroy". Morí. Corrección: Morimos. Todos, eufóricos gritamos pasajes como: "I don't want to take what you can give/ I would rather starve than eat your bread...", algunos de nosotros cantando a voz en cuello, empuñando la bandera peruana con el "Perú Jams" que una cervecera obsequió a la entrada al concierto. ¡Qué felicidad!

Ya luego llegaron temas como "Why go", "Hail hail" y, por supuesto, la visceral "Do the evolution". ¡La mierda! ¡Cómo cantaba y saltaba la gente! Desde adelante, no distinguía el pogo en ese mar de cabezas, apenas me podía mover, empotrado a la valla de seguridad. Después de "Severed hand", la gente reposaba la euforia con "Immortality", tema que bien podría titular la noche ésa.

Durante ciertos episodios del concierto, Eddie Vedder se dirigía en español a la multitud a través de lo que había escrito en un cuaderno. Tan propio de él, recomendó que nos cuidáramos los unos a los otros y expresó su gusto de pisar Perú, diciendo algo que tocó a muchos: "La verdad es que no sé cómo tardamos 20 años para venir". Esto fue coronado con lo que dijo después, respecto de la sorpresa con la que se encontró esa misma mañana al ver esto, diciendo algo como: "Soñé que vi a través de la ventana de mi cuarto: Había personas paradas en un parque deteniendo una camiseta gigante y cantando canciones sobre Pearl Jam. Luego me di cuenta que estaba despierto y no era un sueño. Queremos agradecerles por la gran bienvenida y por hacer nuestro sueño realidad. Gracias". Emotivo, tan emotivo que ese mismo día Eddie había mandado al staff de la banda a entregar una carta en agradecimiento a la gente. Chequen aquí.




Luego siguieron canciones como "Elderly Woman Behind the Counter in a Small Town", "The Fixer", la emblemática "Even Flow" y "Setting Forth", tema (que grité con furia) incluido en el OST de "Into The Wild", opera prima de Sean Penn [Si no la han visto, háganse un favor: vénala], "Not For You", "Lukin", "Amongst The Waves", la cruda "Better Man", "Black", coreada increíblemente por la gente, y "Go".

Luego del primer encore, la banda volvió con "The end"; al terminar esa canción, Eddie mencionó que dos miembros del staff se habían casado y estaban en su luna de miel. Los invitó al escenario y les cantó la que es -para mí- la mejor canción del "Backspacer": "Just breathe". Fue increíble. "Daughter", "Unthought known" (invitándonos a soñar los sueños de los demás para no ser rivales de nadie), la inédita "Olé", "Blood" y los clásicos "Jeremy" y "Porch" cerraron el segmento.




Tras el "Olé, olé, olé, olé... Pearl Jam, Pearl Jam", la banda volvió a salir en su segundo encore, el cual hacía imposible bajar el termómetro de alegría. Entonces, "Given to fly", quizás la canción más hermosa de Pearl Jam, sonó. Volamos alto y ancho en ese preciso instante. Los covers "Last kiss" (Wayne Cochran) y "The real me" (The Who) antecedieron a la poderosísima "Alive". Para el siguiente tema, Ed invitó a la genial banda telonera: "X" al escenario para interpretar otro cover: "Rockin' in the Free World", del no menos espectacular Neil Young. "Indifference" y "Yellow ledbetter" cerraron la noche de ensueño.

Terminado el concierto, todos lucían más que satisfechos, como era de esperarse, Pearl Jam no decepcionó y brindó un concierto que hizo olvidar que tras 20 años de existencia, recién pisaron estas tierras. Cuando me encontré con dos de las personas más fanáticas de Pearl Jam, Daniel y Miguel, sólo atinamos a abrazarnos y gritar de alegría porque, por fin, el sueño era real.



Siempre es odioso comparar, pero -personalmente- creo que Pearl Jam es lo mejor que apareció en los noventa, no sólo porque ofreció un sonido salido de las vísceras, sino porque fue capaz de nadar también entre las "baladas" más sensibles que dio la música. Las letras tienen un alto contenido existencial, de optimismo, cuestionamiento, crítica y, claro, amor. Toda una exploración del ser humano, ataviado con un estilo medio poético, que hace más meritorio su trabajo y que atrae no sólo a jóvenes, sino a todos [mi viejita casi se pone a llorar cuando le traduje "Off he goes" y "Just breathe"]. Más aun: Pearl Jam trasciende la música. Su congruencia como banda y su compromiso social dan cuenta de ello.

El 18 de noviembre de 2011 pudimos ver una de las bandas que serán recordadas de acá a varios, varios años, como de las más importantes que hubo. Cantamos, nos abrazamos, gritamos de euforia y por un día (y acaso más) todos fuimos hechos para volar.


Setlist: Aquí

Lo bueno: Todo.

Lo destacado: El pedido de la banda de que repartieran agua durante todo el concierto.

Lo malo: Las pésimas pantallas que pusieron para el público.

Las fotos: Todas son colaboración de los seguidores del Facebook de "Perú Jam".



2011-11-12

Monólogo del que extraña


Debí saber que te ibas cuando hablabas a media voz
O decías lo prohibido debajo de las sábanas
Ahora nadie es testigo de cómo explotan las constelaciones
Cuando descanso mi corazón sobre tu espalda
Y acaso lo que era todo no ha vuelto a serlo desde entonces
Todo no llega ni a la mitad
Ni siquiera siendo optimista
Ningún planeta gira ya alrededor del sol
Sino en torno a tu recuerdo
Dicen que estás en todos lados
Pero a mí se me hace que nunca exististe
Porque ese tacto no es de este mundo
Y es que al final no importa
Pues sea como sea
Ya estoy cansado de hablar de ti conmigo mismo

2011-11-05

Manuel Scorza - Serenata


Íbamos a vivir toda la vida juntos.
Íbamos a morir toda la muerte juntos.
Adiós.

No sé si sabes lo que quiere decir adiós.
Adiós quiere decir ya no mirarse nunca,
vivir entre otras gentes,
reírse de otras cosas,
morirse de otras penas.
Adiós es separarse, ¿entiendes?, separarse,
olvidando, como traje inútil, la juventud.

!Íbamos a hacer tantas cosas juntos!
Ahora tenemos otras citas.
Estrellas diferentes nos alumbran en noches diferentes.
La lluvia que te moja me deja seco a mí.
Está bien: adiós.
Contra el viento el poeta nada puede.

A la hora en que parten los adioses,
el poeta sólo puede pedirle a las golondrinas
que vuelen sin cesar sobre tu sueño.

2011-10-30

Pequeño concierto para el ser humano


La porquería campea a nuestras espaldas
Y sobre el vaso la herrumbre del olvido
Hace suya la sed de tristeza
Mientras mirando al fuego
Recuerdo la combustión de las almas
Ya sabes, esa suerte de magia metafísica
Que es la sombra de la mujer hecha la del hombre
Y viceversa
La mierda nada olímpicamente sobre el río
Que dice bañar hasta limpiar los corazones
Nada Todo es mentira
Porque nada es limpio más allá de la mirada
Y aunque la porquería seguirá campeando
Sobre el páramo de nuestros días
Y el odio
El rencor
La desesperanza
Y el hastío seguirán existiendo
Por fortuna, a la vuelta de esa esquina
De esta vida cada vez más hipócrita
Existirán la sonrisa del niño
El andar de la mujer
Y la dignidad del hombre
Existirá, ser humano, algo en qué creer.

2011-10-27

Sylvia Plath - "Daddy"


"Daddy", incluido en "The Colossus" (1960), es un poema punzante. Directo como un jap, pero agridulce por momentos. En éste, Sylvia despedaza cada uno de los resquemores hacia su padre por una pronta (e involuntaria) partida y por el carácter autoritario que -según biógrafos- él tenía.

Les dejo el texto del poema en inglés y en español, pero, sobre todo, les dejo este furibundo poema leído por la mismísima Sylvia. Un lujo con el cual, advierto, podrían ahogarse.

Diclaimer: This poem could "dance and stamp on you".




DADDY

You do not do, you do not do
Any more, black shoe
In which I have lived like a foot
For thirty years, poor and white,
Barely daring to breathe or Achoo.

Daddy, I have had to kill you.
You died before I had time---
Marble-heavy, a bag full of God,
Ghastly statue with one grey toe
Big as a Frisco seal

And a head in the freakish Atlantic
Where it pours bean green over blue
In the waters off beautiful Nauset.
I used to pray to recover you.
Ach, du.

In the German tongue, in the Polish town
Scraped flat by the roller
Of wars, wars, wars.
But the name of the town is common.
My Polack friend

Says there are a dozen or two.
So I never could tell where you
Put your foot, your root,
I never could talk to you.
The tongue stuck in my jaw.

It stuck in a barb wire snare.
Ich, ich, ich, ich,
I could hardly speak.
I thought every German was you.
And the language obscene

An engine, an engine
Chuffing me off like a Jew.
A Jew to Dachau, Auschwitz, Belsen.
I began to talk like a Jew.
I think I may well be a Jew.

The snows of the Tyrol, the clear beer of Vienna
Are not very pure or true.
With my gypsy ancestress and my weird luck
And my Tarot pack and my Tarot pack
I may be a bit of a Jew.

I have always been scared of *you*,
With your Luftwaffe, your gobbledygoo.
And your neat mustache
And your Aryan eye, bright blue.
Panzer-man, panzer-man, O You---

Not God but a swastika
So black no sky could squeak through.
Every woman adores a Fascist,
The boot in the face, the brute
Brute heart of a brute like you.

You stand at the blackboard, daddy,
In the picture I have of you,
A cleft in your chin instead of your foot
But no less a devil for that, no not
Any less the black man who

Bit my pretty red heart in two.
I was ten when they buried you.
At twenty I tried to die
And get back, back, back to you.
I thought even the bones would do.

But they pulled me out of the sack,
And they stuck me together with glue.
And then I knew what to do.
I made a model of you,
A man in black with a Meinkampf look

And a love of the rack and the screw.
And I said I do, I do.
So daddy, I'm finally through.
The black telephone's off at the root,
The voices just can't worm through.

If I've killed one man, I've killed two---
The vampire who said he was you
and drank my blood for a year,
Seven years, if you want to know.
Daddy, you can lie back now.

There's a stake in your fat, black heart
And the villagers never liked you.
They are dancing and stamping on you.
They always *knew* it was you.
Daddy, daddy, you bastard, I'm through.



PAPI

Ya no, ya no,
ya no me sirves, zapato negro,
en el cual he vivido como un pie
durante treinta años, pobre y blanca,
sin atreverme apenas a respirar o hacer achís.

Papi: he tenido que matarte.
Te moriste antes de que me diera tiempo…
Pesado como el mármol, bolsa llena de Dios,
lívida estatua con un dedo del pie gris,
del tamaño de una foca de San Francisco.

Y la cabeza en el Atlántico extravagante
en que se vierte el verde legumbre sobre el azul
en aguas del hermoso Nauset.
Solía rezar para recuperarte.
Ach, du.

En la lengua alemana, en la localidad polaca
apisonada por el rodillo
de guerras y más guerras.
Pero el nombre del pueblo es corriente.
Mi amigo polaco

dice que hay una o dos docenas.
De modo que nunca supe distinguir dónde
pusiste tu pie, tus raíces:
nunca me pude dirigir a ti.
La lengua se me pegaba a la mandíbula.

Se me pegaba a un cepo de alambre de púas.
Ich, ich, ich, ich,
apenas lograba hablar:
Creía verte en todos los alemanes.
Y el lenguaje obsceno,

una locomotora, una locomotora
que me apartaba con desdén, como a un judío.
Judío que va hacia Dachau, Auschwitz, Belsen.
Empecé a hablar como los judíos.
Creo que podría ser judía yo misma.

Las nieves del Tirol, la clara cerveza de Viena,
no son ni muy puras ni muy auténticas.
Con mi abuela gitana y mi suerte rara
y mis naipes de Tarot, y mis naipes de Tarot,
podría ser algo judía.

Siempre te tuve miedo,
con tu Luftwaffe, tu jerga pomposa
y tu recortado bigote
y tus ojos arios, azul brillante.
Hombre-panzer, hombre-panzer: oh Tú...

No Dios, sino un esvástica
tan negra, que por ella no hay cielo que se abra paso.
Cada mujer adora a un fascista,
con la bota en la cara; el bruto,
el bruto corazón de un bruto como tú.

Estás de pie junto a la pizarra, papi,
en el retrato tuyo que tengo,
un hoyo en la barbilla en lugar de en el pie,
pero no por ello menos diablo, no menos
el hombre negro que

me partió de un mordisco el bonito corazón en dos.
Tenía yo diez años cuando te enterraron.
A los veinte traté de morir
para volver, volver, volver a ti.
Supuse que con los huesos bastaría.

Pero me sacaron de la tumba,
y me recompusieron con pegamento.
Y entonces supe lo que había que hacer.

Saqué de ti un modelo,
un hombre de negro con aire de Meinkampf,

e inclinación al potro y al garrote.
Y dije sí quiero, sí quiero.
De modo, papi, que por fin he terminado.
El teléfono negro está desconectado de raíz,
las voces no logran que críe lombrices.

Si ya he matado a un hombre, que sean dos:
el vampiro que dijo ser tú
y me estuvo bebiendo la sangre durante un año,
siete años, si quieres saberlo.
Ya puedes descansar, papi.

Hay una estaca en tu negro y grasiento corazón,
y a la gente del pueblo nunca le gustaste.
Bailan y patalean encima de ti.
Siempre supieron que eras tú.
Papi, papi, hijo de puta, estoy acabada.

2011-10-26

The Radio Dept. - "Strange things will happen"



¡Qué decirles! Casi lloro...





"Today was a pretty day
No disappointments
No expectations on your whereabouts
And oh, did I let you go?
Did it finally show that strange things will happen if you let
them?

Today I didn't even try to hide
I'll stay here and never push things to the side
You can't reach me cause I'm way beyond you today

Today was a pretty day
Autumn comes with
These slight surprises where your life might twist and turn
Hope to unlearn
Strange things will happen
If you let them come around and stick around

Today I didn't even try to hide
I'll stay here and never push things to the side
Today I didn't even look to find
Something to put me in that peace of mind
You can't touch me cause I'm way beyond you today"

2011-10-18

Clase de biología


No es coincidencia que el hígado, ese órgano relacionado con la furia y el enojo, se alimente y regenere sus células con la glucosa (el dulce).

Esto de la Hepatitis A que me dio, al menos, dejó una buena lección de biología aplicable a la vida.

2011-10-14

Ad infinitum


Ayer murió tío Jesús. Ese tipo capaz de regalarte una sonrisa en todo momento y la paz que brindaba su sola presencia. Y sí, lo sé: cada que muere alguien no se hace sino hablar bien de esa persona. Pero esto es distinto. Es distinto porque -insisto- era un ser humano que sólo irradiaba buenas cosas, que te atendía en su casa del Cusco (ahí y en cualquier otro lugar del planeta) con todo el cariño del mundo, engriéndote con sus buenos tratos y suculentas comidas. El hombre que prefirió hallarse en sus principios y no perderse en la cochina corrupción (que, entre otros, pretendió comprarlo con un inmueble en plena Plaza de Armas). Un caballero de aquéllos. ¡Cómo le dio justicia al nombre que le pusieron! ¡Cuánta nobleza!

Se fue mi tío abuelo y ya no nos sentará a todos sus invitados en su sala, prendiendo el Blue Ray para hacernos escuchar lo fabuloso que es la música clásica, sin ninguna otra pretensión que hacerte disfrutar y sentir la música con tanta fruición como la que él experimentaba. Se fue para mi abuela, su hermana, cuyo llanto al enterarse de la noticia fue un desgarro. Se fue para mi tía abuela, quien con voz lastimera me dijo: "Es duro, Giancarlito. Venir a casa y no encontrar a tu compañero, tu amigo, tu confidente, tu esposo... Tu amor. Deja un gran vacío". Se fue para mí, que disfrutaba tanto de nuestras conversaciones e intercambio de sentires respecto de la música. Se fue para todos los que le quisimos. Que le queremos. Tuve la suerte, hace unas semanas que conversamos, de poder decirle que lo quería mucho. Ambos nos dimos un abrazo por el teléfono, estoy seguro.

Se fue un hombre al que hasta hoy admiro (y admiraré), un modelo a seguir. Partió, pero si es mucho lo que se llevó, enorme es lo que deja: nobleza, sensibilidad y decencia. Y si no te lo dije nunca, Jesús, tienes que saber que agradezco (de todo corazón) tu existencia.

Y hasta que algún día en el tiempo te alcance para escucharla juntos, tiíto y amigo mío, aquí la pieza que por poco no llegué a mandarte en vinilo:



2011-10-12

Cambio de piel


¡Vaya suerte! Apenas salía de la Hepatitis A cuando me agarra una buena dermatitis a mi pobre rostro. Dicen que una de las causas es el estrés. Cuando la doctora me dijo eso, repliqué: "¿Estrés? ¿Yo? ¡Pero si me encanta trabajar, doctora!". Claro, ahí no estaba el problema, sino en la respuesta a la segunda pregunta: "En promedio, ¿cuántas horas trabajas al día'". Evidentemente, fui cruelmente destruido. Tengo que parar la mano, dice.

Hoy por hoy, eso ya no es tanto un problema, pues renuncié a mi trabajo para terminar mi adorada y (con orgullo, sangre, sudor y lágrimas) consciente tesis. Y aunque esto no es sino otro de los pesos que cargo en la mochila existencial de mi vida, puedo soportarlo porque falta poquito y me da satisfacción decir que el esfuerzo ha valido de la pena.

Y, claro, a propósito estos sinsabores que te deja el azaroso devenir de la vida, siento que he cambiado de piel en otros aspectos. Hoy, venía caminando, escuchando música con otro semblante, tranquilo y hasta contento con una canción con la cual me identifico por estos días: "Nunca es nunca", de Siddhartha:



La canción, en realidad. es una excusa para decir que ando deshabitando vacíos, dejando atrás lo que pensé nunca dejaría: la hermosa relación que tuve con mi más próxima ex. Y sí, parte de la terapia y de la realidad de mi dicho de haber dejado atrás el dolor de haberle perdido es que hoy mismo postee esto, pues tras poquito más de 2 años de haber terminado -confieso- ella no había salido totalmente de mi vida. Estaba en una que otra mañana, tarde o noche y en las lágrimas de hace un buen tiempo. En la película del otro día, en la canción de hace 5 minutos y en muchas otras cosas. En mis conversaciones.

El problema con ello no es que haya persistido en evocarla en distintas oportunidades, sino que lo haya hecho con amor y, colateralmente, pensando que alguno de estos días del año o de los que están por venir ella y yo terminaríamos juntos. Esto, creo, proviene de idealizar lo que tuvimos. Y es que si bien fue espectacular (algo por lo que le estaré eternamente agradecido), cuando uno recuerda una relación que en algún pasaje se quebró (y aún siente algo), tiene que recordar tanto lo bueno como lo malo. No es ser pesimista, sólo se trata de ser equilibrado. Ningún extremo es bueno.

Tras 2 años de haberle dado en gratuito usufructo mi corazón, puedo decir (con las pelotas que no tuve hasta hace cierto tiempo) que ya pasé la página y que, aunque a veces uno quiera cegarse, las cosas no serán las mismas nunca más. Mejores o peores, pero nunca igual (grueso error el mío). Nada más infantil que darle la espalda a la realidad.

Así, el cambio de piel no sólo se da por fuera, sino por dentro. Esta vez no por estrés, sino por la firme convicción de que lo que fue no es más.

Au revoir.

2011-09-23






"Vengo llamando a tu puerta desde hace un tiempo
Creo que pasaremos juntos temporales
Propongo que tú y yo nos vayamos conociendo"





2011-08-22

2011-08-16

Charles Bukowski, "La ducha"


Éste es uno de mis poemas favoritos. Hace años, cuando lo leí por primera vez, pensé: "Esto no es poesía", pero cuando me sacudí el prejuicio y seguí leyendo, Buko me calló la boca.

Tratando de explicar lo inexplicable, he tratado de comentar este poema como una corrida de toros (aunque me parezca cruel la tauromaquia), Bukowski te distrae, te marea, te lleva a donde quiere con casi todo el poema, para luego dar la estocada con los versos finales. Poemazo, en serio.

Gracias por la singular belleza de tus poemas, Buko. Feliz cumpleaños.


La ducha

nos gusta ducharnos después
(a mí me gusta el agua más caliente que a ella)
y su rostro siempre está suave y lleno de paz
y ella me lava primero
me extiende el jabón por los huevos
los levanta
los aprieta,
luego me lava la polla:
"¡oye esto sigue duro!"
luego me lava el vello de ahí abajo,
la tripa, la espalda, el cuello, las piernas,
yo sonrío sonrío sonrío,
y después la lavo yo a ella...
primero el coño,
me pongo detrás, mi polla en sus nalgas
suavemente enjabono los pelos del coño,
lavo ahí con un movimiento suave
tal vez me detenga más de lo necesario,
luego las piernas por detrás, el culo,
la espalda, el cuello, la hago girar, la beso,
enjabono los pechos, luego la tripa, el cuello,
las piernas por delante, los tobillos, los pies,
y luego el coño, una vez más, para que me dé suerte...
otro beso, y ella sale primero,
se seca, a veces canta mientras yo sigo allí
pongo el agua más caliente
disfrutando los buenos momentos del milagro amoroso
luego salgo...
normalmente es por la tarde y todo está tranquilo,
y mientras nos vestimos hablamos sobre qué otra cosa
podríamos hacer,
pero el estar juntos resuelve casi todo,
en realidad, lo resuelve todo
porque mientras esas cosas estén resueltas
en la historia de una mujer y
un hombre, es diferente para cada cual,
mejor y peor para cada cual...
para mí, es tan espléndido como para recordarlo,
tras la marcha de los ejércitos
y de los caballos que pasan por las calles afuera,
tras los recuerdos del dolor y el fracaso y la desdicha:
Linda, tú me has traído esto,
cuando te lo lleves
hazlo lenta y suavemente
hazlo como si estuviera muriéndome en sueños en lugar de
en vida, amén.

2011-08-08

Please, please, please...



Esta canción no pudo tener mejor acompañamiento visual que el que le pusieron a este vídeo.

Let me.



2011-07-31

Confesión sincera


Me perdí. Confieso que me perdí. No sé dónde ni cuándo perdí el rumbo, sólo sé que, como sea, debo recuperarlo. Discúlpeseme la brutal honestidad.

2011-07-30

El Orfebre


Estoy buscando la herrumbre,
este no ser que está siendo. La noche.

El calabozo de la palabra,
el rojo fuego y el sol negro.

Estoy buscando el labio redentor,
que apacigüe la caída sobre el infinito.

El grito.

Trabaja la superficie de esta existencia,
tilda un poco el ímpetu cuando estés adentro.

Hilvana mi oro consciente de su escasez
Y recuerda:

Es buen orfebre el que rescata la belleza
de aquello que se pensó perdido.

2011-07-29

Tres veces MALI


1.



Es de caballeros reconocerlo: el relanzamiento del Museo de Arte de Lima (MALI), es decir, remodelación estructural y administrativa fue parte del saliente gobierno de Alan García. El MALI ha quedado lindo y, sobre todo, hoy día apuesta por una agresiva promoción cultural. Hoy, por ejemplo, todas sus actividades y exposiciones fueron gratuitas. Golazo.

2.



Al MALI fui a chismear. De pronto, agarré el morral, el libro de la Pizarnik, el Bb y me monté en una rica combi. Leí que Piqueras y De Szyszlo eran la atracción. Bueno, sin desmerecer lo de Piqueras, lo de De Szyszlo me quitó el aliento. Ver su obra es asentir el porqué llevó el nombre del Perú a La Meca de la pintura: Europa. De Szyszlo es el Perú; el Perú es De Szyszlo. Ave, maestro.

3.



El último hálito que me quedó luego de la retrospectiva de Fernando de Szyszlo (que incluía trabajos dedicados a Vallejo, cortometraje suprarrealista y dibujos en poemarios de Westphalen y Salazar Bondy) me permitió sacar esta foto y dirigirme a una hermosa banca de mármol fuera del MALI para volver a las andazas con un (indigno) poema.

2011-07-25

¿Y si cerramos?




Bueno -como es evidente- hace mucho que no escribo. ¿La razón? Pues no creo que haya una sola: el trabajo, las ganas, la vida. Quién sabe qué. Por estos lares vengo, generalmente, a desfogarme. Para bien o para mal, claro. Pero últimamente he tenido otro tipo de desfogues y he dejado el blog sin escribir desde hace meses.

Por mi cabeza pasó la idea de cerrarlo (en realidad, aún lo pienso) y el tema es que en vez de escribir, me he dedicado a vivir. Tal vez no deje "tinta" por aquí, pero sí en cada uno de los días que me toca llenar. Sea como sea, creo que no debo ser tan ingrato con este espacio: siempre estuvo aquí y siempre estará. Sin reclamos, sin peros, dispuesto a contener mi alegría o furia; furia o alegría. Mi lugar.

2011-06-03

Downtown


En pleno día te
Descubren
Sobre la cama
Insondable
Inasible
Insospechadamente otra

No debajo
Ni encima
De las sábanas
Sino como ellas:

Níveas
Silentes
Cálidas
Pero abandonadas a su suerte
Para volverse a usar

2011-06-02

¿Fin?


No son las cosas las que
se acaban
Son los sueños los que
se agotan
Las bocas las que se
secan
Las palabras las que se
gastan
Los gestos de amor
los que se extrañan
No son las cosas las
que se acaban
Ni mi amor lo que
yace extinto

2011-06-01

2011-04-15

Las elecciones en no sé cuántas palabras...




No, señores, ni éste se ha vuelto un blog de política (créanme que hasta ahora no sé de qué carajos es) ni yo un acucioso analista político. Como la mayoría de cosas que digo, son meras reflexiones salidas de lo más profundo de mi corazón, cerebro o... Sí, de ahí. Las elecciones han dejado algunas cosas buenas, malas y otras feas. Aquí mi lectura:

Lo bueno

Creo que lo fundamental es la participación de los jóvenes. Esta campaña unió (y, claro, enfrentó también) a muchos jóvenes. Participaron, se entusiasmaron y se comprometieron con una causa, con un ideal. Equivocados o no, apostaron por algo, creyeron en algo y eso, de veras, es meritorio.

También creo que en este rubro está la aparición de PPK. Le dio otro aire a la política. Creo que el perfil gerencial, de buen administrador de recursos (patrimoniales y humanos) hubiera ayudado para el desarrollo de un país sobreestudiado, pero subgerenciado [en general, sabemos cuáles son nuestros problemas, pero no cómo resolverlos]. Con ello no quiero decir que él sea el non plus ultra de la política o de los candidatos, un santo o héroe; sólo una persona que hubiera sumado mucho. Para mí, merecía ser presidente. ¿Por qué? No porque tenga dinero o poder, sino porque -hasta donde sé- estudió becado (aun teniendo dinero) nada menos que en Princeton. El tipo ha pasado por los trabajos más renombrados. Se lo ha ganado. Y, bueno, creo que si tanto nos hemos quejado por años con eso de que no hay meritocracia en el país, pues ésta era una oportunidad para decir: "Escojamos al más preparado". No sucedió así... Bueno, es parte de este juego.

Lo malo

El racismo, clasismo, resentimiento y envidia. Dios, no puedo creer que a estas alturas del siglo XXI sigamos con esas estupideces de "cholos", "ignorantes", "pobres", "ricos", "pitucos". Ni uno es mejor por ser pobre, ni el otro peor por ser rico (y viceversa, claro). Ni uno es más inteligente por votar por "x", ni el otro más bruto por votar por "z". ¿Qué carajos nos pasa como sociedad? ¿Hasta cuándo seguiremos plagados de resentimiento, odio, envidia, racismo, clasismo y demás etiquetas que no hacen sino degradarnos como ciudadanos y seres humanos?

Asimismo, se ha desnudado (una vez más, en realidad) la miseria en la que vive un gran porcentaje de peruanos, aquellos a los cuales la democracia no les suena más que a "floro" de facultad de Derecho, a cosa gaseosa que no aterriza en sus bolsillos y que no se apiada del hambre que sufren. Depende como se mire, esto puede estar en la categoría de "lo bueno", porque una vez más nos tiran una cachetada a los limeños, diciéndonos -con justa razón- que el Perú no es Lima y que no nos sirven de nada las pomposas cifras que nos granjean aplausos en el mundo si es que el bienestar no llega a todos. Esto es una posibilidad para que nos demos cuenta cuán importante es ser empático y lograr entender a los demás; ser un poco menos egoístas y dejar de hacer gala de una visión que no trasciende nuestro entorno familiar y social.

Lo feo

Desde mi modestísimo punto de vista, es horripilante que en segunda vuelta tengamos que elegir entre dos nefastas posibilidades [no usen los desafortunados símiles que utilizó MVLL para describir a Humala y a Fujimori, por favor]. Decidir entre Humala y Fujimori, la verdad, es lo más atroz que ha podido pasarme como elector. Uno, porque Huamala me parece una persona con ideas anacrónicas, con un karma atroz de resentimiento (por eso su facilidad para canalizar el descontento de mucha gente) que en vez de sumar y construir, resta y destruye. Un tipo que avaló el "Andahuaylazo", en donde perecieron policías y donde se pretendió desestabilizar a un régimen absolutamente democrático. Tampoco me afana la idea de votar por una tipa que no tiene mayores méritos que haber estudiado en el extranjero con la plata de los peruanos y ser hija de uno de los presidentes más corruptos que ha tenido mi país. Por cierto, es curioso que se diga que ella no puede cargar con los pasivos de su padre, pero, hipócritamente, sí ufanarse de los activos (léase: lucha contra el terrorismo, modernización del Estado). ¡Qué bipolaridad del electorado! Una tipa que no ha deslindado con oscurantistas prácticas antidemocráticas. Dios nos salve de la atrocidad que puede ser el gobierno de uno u otro. Espero equivocarme.


Ésa es mi forma de ver las cosas. Bueno, es realidad es sólo una parte, pues me quedaría como loro, hablando de todo y de nada a la vez. El hecho es que esto me ha hecho reflexionar respecto de algo que medito desde muy niño y que, hoy día, compruebo más que nunca. Me explico:

En positivo: Hay que ser solidarios.

En negativo: No hay que ser egoístas.

El tema es simple y tiene dos lecturas: Una axiológica y otra pragmática.

Lectura axiológica

Ser solidario, bueno y/o cordial con los demás es genial. Te sientes bien de cultivar esos valores, te llena de orgullo poder compartir, desprenderte de algo o simplemente ayudar al resto a mejorar sus condiciones de vida. Ello, por supuesto, va de la mano con un legítimo deseo de que haya reciprocidad, de esperar que te tiendan una mano cuando lo necesites. Esto hace que una sociedad camine bien, que permita la fructífera convivencia entre sus miembros.

Lectura pragmática

Si no quieren ver a la solidaridad como algo que debe nacernos por ser genial, pues véanla como una inversión. La solidaridad o el no ser egoísta es un bien intangible que podría ayudar a generar un mercado con bajos costos de transacción y, por tanto, más eficiente. Me explico con un ejemplo: Cuando una persona ve a otra amasar fortuna sobre la base del egoísmo, se genera en éste la indignación o la envidia. Ergo, es muy posible que éste intente "bajarle del carro" o, con justicia, acusarle de hacer lo malo que está haciendo. A la larga, esto no permite que ni uno ni el otro avancen. En otros términos, no es productivo, no es eficiente.

Se vea como se vea, creo que debemos tener en cuenta el ser solidarios o, en todo caso, no ser egoístas; tratar de generar una sociedad más equitativa en oportunidades, más cordial en su convivencia. Caso contrario, no llegaremos a ningún lado. Se los aseguro.

Un abrazo, gente.

2011-03-26

Infame turba


Parado en medio de la feria del libro PUCP no sé qué diantres hacer. Bueno, en realidad, eso me suele pasar: quedarme cojudo mirando a todas partes, maravillado, extasiado con todos los libros, pensando qué tanto pueden decir y por qué carajos no puedo leerlos todos o siquiera terminar "La náusea" (Jean Paul Sartre), que hace mucho adorna la esquina de mi escritorio en la oficina.

Me recupero.

Rodrigo me ha hecho el favor de acompañarme a la universidad (creo que entrar a la Embajada Americana es más fácil), así que hay que disfrutar, porque aún quedan unas 3 horas de dulce masturbación literaria.

Bueno, como estoy tratando de asimilar el el mundo, mis cuitas y esta seriedad que se me impone tras algunos años de digna existencia, el primer stand que piso es uno de libros de Derecho. Tan buenos como caros, esos pinches libros. Bonitos, cultosos, pero jodidamente caros. Igual me compré algunos.

Como no podía ser de otra manera, pasé por el "Fondo de Cultura Económica". Tienen unos libros de Ciencia Política y Filosofía que se cagan, eh. Pero, para variar, carísimos (¿por qué cuesta tan caro aprovechar el tiempo nutriéndose, cual parásito, de la sabiduría de otros?). La siguiente parada es "La Familia", literatura pura y dura. El primer anaquel con el que me topo es el de poesía, para suerte de mi vida y desgracia de mi lastimero bolsillo. Diosito, tú sabes cómo me emociono en esa sección. ¡Había de todo! ¡Cavafis! ¡Pessoa! ¡Kerouac! ¡Vallejo! ¡Bukowski! Drummond de Andrade! ¡Rilke! ¡Infinita e infame turba!

Luego de quedarme buen rato por esos lares, me compré "Altazor", de Vicente Huidobro. Ésta es una edición muy bacán, acompañada, por supuesto, de "Temblor de cielo" (¡qué buen título!). Ya desde que lo abrí, me di cuenta que sacaría buen provecho de la lección: "La realidad no debe ser imitada, sino creada". Tomo mientras.

¿Tendré que escribir sobre lo escrito? ¿Calcar con minuciosidad el contorno del recuerdo? Nah. Hay que reventar en creatividad: crea la realidad. Tan claro como eso.

Álvaro le ha dado con palo al pobre Vicente. Yo lo entiendo. Es evidente que comparar a cualquier poeta con Vallejo es como querer enfrentar a Mohammed Ali con el chibolo más "cofla" de la esquina. No seas malo, pues... ¡Vallejo es la vida! En fin.

El buen Vicente tiene cosas tan logradas como el "Canto III" de Altazor. Pedazo de poema. Leo:

"El alma pavimentada de recuerdos
Como estrellas talladas por el viento


[...]

Vuela el primer hombre a iluminar el día
El espacio se quiebra en una herida

Y devuelve la bala al asesino
Eternamente atado al infinito"


¡Hijo de las mil...!

Así están las cosas: No se imita la realidad, se crea.

Con toda la emoción en las pupilas, me voy a buen galope. Me voy para volver, claro; pero me voy, al fin y al cabo... A hacer temblar mi cielo.

2011-03-15

Verano


Ya no recuerdo cuándo fue la última vez que me senté en esta PC a escribir, a exorcizar los fantasmas que cenaban a mis espaldas, a mitigar el miedo que se cuela en mi cama, cuando soñaba con París, su sombra o cualquier otro viajecillo de ésos; ya sabes, el sueño que suele uno asir como el agua de la mar que te regala cada ola.

Por cierto, este verano no he ido a la playa. ¿Me queda tiempo? Ya el verano se está yendo como si fuera un amor de colegio: esquivo y doloroso. Bah, pero esas cosas no pasan de ser pasado, pasado puro-purito. Porque de verdad que ando más tranquilo que la michi. En fin, este párrafo no tiene sentido (y, seguramente, cuando termines de leer todo, ninguno lo tendrá).

Acaso eso del mar es lo que necesite. Echarme cual malagua en la arena, mirar al cielo sin mirar... Abstraerme. Sentirme inmortal en el agua y refrescar esta piel, mi piel.

2011-03-08

Dulce vorágine



A riesgo de que este post sea calificado como demagógico o, con mayor precisión, femeninamente populista, igual lo escribiré.

Para empezar, una confesión: Les admiro, mujeres. No es joda, eh. Y es que aunque Maricarmen diga que soy misógino (entre otros, porque me gusta Truffaut... Jajaja), debo confesar que tengo un profundo respeto y cariño por ustedes. Como es natural, podrán deducir que el germen de ello está en la señora que es un corazón hecho persona: mi madre. ¡Tan sensible, abnegada, responsable, solidaria, amorosa, inteligente, bella! ¡Le amo!

Ustedes tienen algo que, de veras, no se encuentra en nosotros, los hombres. Es harto difícil expresarlo, es algo que se siente cuando se les ve a los ojos, cuando se les ve andar con esa manera tan suya, cuando lloran de emoción o cuando transmiten tranquilidad hasta con un monosílabo salido de sus labios. Sabrán entender.

Pero no se crean, eh... ¡También son más jodidas que la $/$·"! Medio volubles, renegonas, caprichosas, dramáticas y neuróticas; en pocas palabras: ¡Qué fácil es que nos hagan perder la paciencia!

Y, bueno, sea como sea, son geniales... Simplemente SON... Y eso es lo que basta.

Feliz día, mujer, dulce vorágine.


Pd: De regalo, una de las canciones más hermosas dedicadas a ustedes: "Woman", del genio John Winston Lennon:



2011-03-06

Adiós, Hi5, adiós...


Ya hasta me había olvidado que tenía cuenta en esa red social llamada "Hi5". Y es que a propósito de unas invitaciones de amistad que me llegaron de ahí, por fin tuve las pelotas para entrar y borrar cada una de las fotos, comentarios y la mismísima y pintada cuenta mía.

Digo "...por fin tuve las pelotas..." porque la verdad es que había evadido un montón de veces hacerlo (hace como un año que no entro); tanto que hasta ya había olvidado el compromiso de entrar a eliminar mi cuenta. Tenía fotos, comentarios que en otro momento de mi vida habrían sido descargas de una shotgun en la mera sien. Hoy, aunque con nostalgia, borrarlos fue un acto de contrición por esa cobardía de la que les hablo, una reivindicación de mi condición de ser humano pensante. Claro, tampoco es que reniegue de todo lo que estaba ahí, eh... Es simplemente que era uno de los últimos pasos que tengo que dar para dar por cerrados, definitivamente, capítulos de mi vida; de mi vida en el más amplio rango de entendimiento. No se crea usted que es fácil, eh. Es más hardcore de lo que parece... Por lo menos para mí.

La aceptación de algo es la puerta de entrada al cambio, al cambio para bien, al desarrollo o como quieran llamarle. Dice el DRAE en una de sus acepciones: "Asumir resignadamente un sacrificio, molestia o privación"... Aunque más bien creo que la primera acepción es más oportuna para mi caso, es decir: "Recibir voluntariamente o sin oposición lo que se da, ofrece o encarga". Dicho ello, recibo voluntariamente y sin oposición lo que el destino... Nah, mejor dicho, lo que la vida me ha dado por vivir -valga la redundancia-; y, con madurez, aceptar lo que pasó y lo que vendrá... Mirar al futuro no es denostar mi pasado, sino, simplemente, algo que, a estas alturas, se ha vuelto inevitable.

2011-02-28

Corazón saturado



Ya casi había olvidado que hoy era mi chequeo general. Salí corriendo de la chamba con el buen Aliaga. A paso de mustang, emprendimos veloz fuga a Larco. Andar en terno y corbata a medio día es más que un suicidio; peor si corres como un loco calato por toda la Gregorio Escobedo tratando de conseguir un taxi que no te cobre 1000 soles ir a Miraflores. En todo caso, el tema no es ése, el tema es que ahora sí me cagué. Ni más ni menos... Mmmmm... ¿Cómo les explico? A ver, grafiquémoslo:


Se trata de los resultados de mi chequeo. Para empezar, me sacaron 2 tubos de sangre (que yo sentí cual 2 galones :S) y me dejaron un punto que parece un lunar o, más bien, marca de nacimiento. Hasta estas horas de la noche me duele el condenado brazo. Luego de checarme los ojos y una serie de órganos vitales de este cuerpo latino piel canela xD, me hicieron esperar la vida por mis resultados. Por cierto, todo gil, yo, pensé que debía conservar el ayuno hasta el último minuto en ese lugar, pero en realidad sólo era hasta que te tomaran la muestra de sangre. Recién a las 5:00 p.m. se me ocurrió comerme un paquete de galletas. ¡Qué hambre horroroso!

Cuando dijeron: "¡Peralta!" (es curioso, pero no sé por qué ese grito me hace acordar al cole xD), me acerqué a la doctora y con cierta fatalidad (ésa de la que nunca he estado muy exento) y cara de autogol le dije: "Ya, doctora, sin rodeos... ¿Qué tengo?". El respiro llegó con el: "No te preocupes, no tienes nada malo". Uuuufffff... Pero uuufff por un rato, nomás, porque me dijo: "Tienes alto el colesterol y los triglicéridos". Automáticamente me acordé de las gaseosas, salchipapas, las pizzas, los pollos a la brasa, los sánguches mal y la retahíla de porquerías que de cuando en cuando (un poco más frecuente, acaso) como.

La doctora me empezó a enumerar una lista de celestiales manjares que me hacían revolcar en una orgásmica gula imaginaria. Como era natural, me dijo que debía parar la mano con esas cosas, no dejarlas del todo, pero sí disminuir la dosis. Pero como yo soy bien hipocondríaco, esa información no era suficiente. Le pregunté si el tema había sido un descuido alimenticio o si era este cuerpo de macho alfa (sí, claro) el que tenía una tendencia a cagarme la diversión. "Por tu carita al momento de que te enumeraba la lista de comidas con las que tienes que verte menos seguido, deduzco que el tema es un desorden alimenticio. Igual, habría que hacerte exámenes". Y, bueno, tampoco es para tanto. No me molesta parar con tanta comida chatarra y hasta comer pasto; digo, ensalada. ¡Lo que sí me jodió en el alma es que describa a mi rico, honorable y siempre bien ponderado chifa como "comida que nada en grasa"! ¡Qué herejía!

En pocas palabras, mi corazón está saturado. ¿De qué? Pues de grasas malagente y de mi ansiedad, de mi redundantemente vehemente ansiedad. Y, bueno, no sólo de grasa mal, en verdad, sino de un huevo de cosas, para serles sincero. Tengo ya mucho tiempo llenando el corazón éste de tanta cosa linda o rica a corto tiempo, pero que -a la larga- no me hace nada bien. No sólo el chequeo, sino el "asesinato virtual" del que hoy (¡justo hoy!) me acabo de dar cuenta, me lo dicen:

Debo parar la mano. Aunque me muera por eso, debo parar la mano. Debo dejar de llenar mi corazón de cosas que no le hacen bien. Ya es hora... Si no, mi corazón va a estallar... Sí que va a estallar :´(

2011-02-23

S/T


Trata mi mente volver hacia ti
Recordar el fructífero enero
Más que el diciembre que nos vio
Abandonar el año y el sueño
Y, créeme, hago el esfuerzo de creer
Pero este miedo que es tu miedo
Rebota sobre el pasado
Y su lerdo andar sobre mis venas
Y agota la piel de mis pies
Que descalzos se resisten a sucumbir
Mas dar cara la derrota no es ganar
Ni estar a medias es estar
Por eso, suéñame
Mientras derribo mi derrota
Y la idea de dejar que la esperanza se desangre, suéñame
Suéñame mientras se me ocurre
Cómo escapar del olvido y el silencio
Suéñame, que tenemos una guerra que ganar

2011-02-21

Fixing a hole



¿Nunca se ha sentido descompuesto usted? Como -digamos- roto, oxidado, magullado o alguna de esas cosas que definen la no normalidad. Así como quien se da cuenta que algo anda mal o que, al menos, algo no anda bien.

Bueno, ventiúnico y buen amigo lector, sea usted un poco empático conmigo. Comprenda que toca uno la puerta sin que ésta se abra, que se le quema hasta el agua hervida, que uno planta el césped a la antigua y no crece sino malahierba. ¡Qué carajos!

Pero, bueno, no se me espante, por estos lares somos bien optimistas (o bien cojudos, como guste usted llamarlo), así que es cuestión de cerrar los ojos y despertar al día siguiente o al subsiguiente... Pero despertar al fin y al cabo.

2011-02-17

Entonces


Ah
Entonces así era la cuestión
Elegir la mejor hoja
Mirar directo y profundo al cielo
Como si nada existiera en sí mismo
Sino en el verso
En el verbo hecho ímpetu
En la costilla extraviada del hombre
Entonces era así
Cabrear la angustia
La tristeza
Tu espalda
Y de cuando en cuando
El helio
Que impulsa mis sueños

2011-01-30

Tocata y Fuga


Me acecha la idea de dejar correr el tiempo
Insano, inasible e ingrato con nosotros.
Me acecha la idea de perder de una vez tu recuerdo;
De dejar de cenar tormentas
Y ensayar finales incompletos.
Otro era el tiempo en el que palpaba tu corazón
Y destronaba la angustia el solo chistar de nuestros labios.
Ahora, ya nada nos pertenece,
Ya nada nos sonríe
Y todo nos es adverso.
Te pediría que volvieras
Pero no soy el de antes;
Quizás un poco menos duro
Que tu partida,
Quizás un poco más perspicaz
Con tus genes.
Te pediría que volvieras,
Pero hace ya tiempo que no estoy donde me dejaste.

[31/10/10]

2011-01-25

Hay días


Hay días en los que pierdo la sana costumbre que es vivir,
en los que me acuesto con la alegría
y, abrazada, descansando su cabeza sobre mi pecho,
amanece conmigo esa sensación de haberlo perdido todo.

Y me levanto y ruego a Dios
que sobre los mares no impere la zozobra,
que sobre mi cabeza no pulule la angustia,
que entre mis manos no tema abrigar la esperanza
de que la alegría se encuentre a unas pocas cuadras de mí.

Y desayuno y me pregunto
cómo es que hoy he amanecido
con la tonelada de ansiedad sobre mi espalda,
que amarga esta media vida más que el café
que llevo, ingenuo, a mi boca.

Hay días en los que el vacío deja de ser normal,
en los que, por suerte, me doy cuenta
que no te has ido parasiempre,
días en los que recuerdo que andas por ahí,
en otra habitación de la casa, de viaje
o acaso sólo paseando tu belleza por los parques;
que me doy cuenta que en mi vida eres y existes
y que, por fortuna, estás conmigo.