2009-11-20

El arte de la fotografía


La inmortalidad que ofrece una imagen
se deshace con el roce del olvido.
Todo yace allí debajo de la piedra,
donde se encuentra restos
de lo que alguna vez pudo haber sido.
Camina sobre la línea del tiempo
una tímida reflexión
que confronta los sueños con los hechos.
Para nacer he muerto.
Y para vivir arrojé al mar
un suspiro.
Es duro tomar conciencia
de mi pírrica victoria:
Las únicas fotos que conservo
son las de un álbum
de una vida que pensé mía.


5 comentarios:

la MaLquEridA dijo...

Tal vez tu blog se va para abajo porque no te gusta o porque no le pones atención, digo yo.


Saludos.

Giani_TheKid dijo...

O porque, de un tiempo a esta parte, todo (todo) está de cabeza.
Incluso los comentarios.

Saludos.

VeRoNiKa ♫ VeCa ♪ LiFe dijo...

Mi bello giani!!! como siempre me dejas con la boca abierta y pensando que tienes mucha razon para nacer hay que morir asi que de la misma manera comenzar denuevo.

se que si se puede te lo dice aquella que nacio y murio varias veces.
se te quiere.

Slaudos de mi lado del charco

veca

Angietenshi dijo...

a ver, como está eso de que todo se pone de cabeza

...

muy bueno su escrito me ha hecho pensar


y ha brotado la idea de revisar tantas cosas... que tal vez en la memoria ya estén perdidas

pero, a que aún hay testigos físicos del pasado

y tanto el pasado como el futuro nos hacen a nosotros mismos.

saluts!

Giani_TheKid dijo...

Vequita:

Gracias por tus palabras. Esepero que tu vuelta a los yunaites esté mejor que cuando te viniste de vacaciones al Perú. Cuídate mucho, ¿sí? ¡Un abrazote!


Angietenshi:

Muy cierto lo que dices. Como diría Enrique cantando con Pereza: "Lo que soy es lo que hay". Todo debe servir. Vuelve al blog cuando gustes. Un abrazo.