2012-06-12

¿Por qué escribes en un blog?


"Pocas veces se escribe por alegría. Generalmente, uno escribe porque está triste". Ésa es acaso una de las frases más oídas por aquellos que empuñan un lápiz y se desgracian sobre el papel. ¿Pero será totalmente cierto?

Sin considerarme escritor o cualquier cosa que se le parezca, confieso que me pasa algo parecido, aunque no sólo me remitiría a la tristeza, sino a otro tipo de vicios sentimentales, tales como la ansiedad, el miedo, el querer huir o el agobio.

Sin embargo, no creo que el razonamiento pueda aplicarse a contrario sensu, es decir, "no escribo porque estoy contento". ¿A alguien se le podría ocurrir semejante locura? Yo creo que en esos casos, más bien, se trata de que uno no escribe porque está más ocupado viviendo que por cualquier otra cosa. Claro, con esto no quiero decir que aquellos que se entreguen a las letras no tengan vida, pues mucho de lo que se escribe parte de la experiencia propia o la de terceros, es decir, de lo que se vive.

A mí, por ejemplo, lo que me mantuvo (y acaso mantiene) lejos del blog es un poco esa vorágine que es la vida, sobre todo la de la capital, en donde el tiempo es un monstruo gigante que te amenaza con robarte la existencia a punta de minuteros. Entonces, he corrido como loco a vivir lo que se puede.

Lo que me trae aquí, en realidad, es esa necesidad (tan) humana que es querer expresar, eso que evita que explotemos de distintas formas o que, por lo menos, facilita que lo hagamos de forma pacífica, como consecuencia de sentimientos positivos o negativos. Tan sólo por sentir y decir; así te escuchen muchos, pocos o ninguno... Simplemente decir.

4 comentarios:

alisson dijo...

tuve mi blog hace ya 4 años pero solo puse una entrada quiero volver a escribir siempre fue una pasion aunque algo olvidada espero poder encontrar por este medio un tube de escape a todas las coss que rondan mi cabeza, muy buena pregunta espero descubrir la respuesta

Giancarlo dijo...

Escribe y escribe. No dejes de escribir. Abrazo.

Claudia Liz dijo...

Uff, escribir es una adicción. A veces en un blog, o en un diario, o hasta en una servilleta o al reverso de un boleto de pasaje, siempre he tenido la necesidad de expresarme bajo este tipo de mecanismo, ya que por lo general soy de hablar poquísimo y de observar demasiado. Bueno, ese es mi caso y me encanta conocer personas con la misma afición :)

Saludos, me encantó tu blog!

Sangre para los niños dijo...

¿A quién se le ocurriría decir tal cosa? A Fionna Apple, varias veces.