2008-11-25

Un corto de otro mundo



La primera vez que lo leí, no capté de golpe aquello que luego pensé que podría significar. Su brevedad no se condice con la belleza que -más allá de cualquier pose atribuida- naturalmente tiene. Me refiero al cuento de Monterroso, ése que es el cuento más corto del mundo (discutido por muchos, seguro): "El dinosaurio". Este cuento aparece en la opera prima de Augusto Monterroso, "Obras completas (y otros cuentos)". Los 13 cuentos que conforman este libro son buenos, pero los que más recuerdo -leí el libro hace años- son "Sinfonía concluida", un cuento sobre un tipo que descubre los movimientos que cerrarían la Sinfonía Inconclusa del querido Schubert. El otro es "El dinosaurio", un cuento irreverente con la tradición y la lógica que es tan (o más) abierto que algunos de los finales de cine independiente. Tan abierto como bellaco. Por alguna razón -que honestamente desconozco- lo recordé hoy. Aquí lo tienen. Provecho:



"Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí"



Loquéense solos.


Adiós.

1 comentario:

Azul dijo...

Es que Monterroso es un genio... los cuentos son lo màs dificil de crear, a mi parecer, por ser simples y sin tanta vuelta... este cuento pues inicio... nudo...desenlace... TODO, sin màs ni menos.(m has hecho recordar los tiempos d la pucp... los talleres de narrativa y eso...)
Slds!